¡Que te follen!...y que sea yo.

Recuerdos contados.

lunes, 16 de enero de 2012

era como el sonido de las olas retumbando en las ventanas.

La podías oír respirar aceleradamente desde la otra calle. No podía más. Quería salir corriendo, no quería ver ni escuchar lo que pasaba a su alrededor. Era fuerte, pero tenia momentos de debilidad. Todos los tenemos.

Marticulis.

4 comentarios:

  1. ¿Cómo consigues decir tanto con tan pocas palabras? A veces me siento así, jadeante y cansada aunque esté quieta. Es cansancio emocional, y a veces puede más que el físico...

    Saludos ♥
    http://jevaistaimertoujours.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. Unnn blog geniiial, me encantan tus entradas:)
    Pasate por el mio, http://loimposiblesueletardarunpocomas.blogspot.com/
    besitos guapa♥

    ResponderEliminar